martes, 15 de mayo de 2012

Esto si que es una preciosidad

Hola a todos, como podéis comprobar esto no es una manualidad ni una labor pero es una preciosidad, todavía no tiene nombre y tan sólo tiene 72 horas de vida. Su madre es una yegua alazan y su padre un Quarter horse, un caballo americano utilizado por los indios y vaqueros.

3 comentarios:

kakiko dijo...

Pues si que es una preciosidad....y digo yo que para sus papas si habrá sido una manualidad no??....bueno es un decir!!..jeje!!
Un abrazo Cristina, me alegra verte por aquí, se te echa de menos.

Paloma dijo...

¡Es precioso!!!!!!
Pura ternura e ingenuidad.
Me alegra leerte. Un beso.

Amantisima dijo...

Es una maravilla!!! tiene que estar ya muy crecidito....adoro a los caballos,es algo que desde niña he deseado tener,pero claro....imposible!.Besos